Home / SALUD / Este hombre aparente la mitad de los años que tiene. Así lo ha conseguido

Este hombre aparente la mitad de los años que tiene. Así lo ha conseguido

Mucho se ha escrito sobre los prodigios que son capaces de obrar yoguis expertos, como el gurú indio Prahlad Jani, del que se dijo que pasó 60 años sin comer ni beber una gota de agua; o Li Ching-Yun, una especie de Matusalén chino que sobrevivió a 23 esposas y vivió la friolera de 256 años. Realidad o mera leyenda, lo cierto es que la práctica diaria de yoga tiene numerosas ventajas para nuestro organismo como, por ejemplo, retrasar el envejecimiento. Incluso podríamos considerarlo el más eficaz elixir de la eterna juventud.

Si no que se lo digan a Kazim Gürbuz, un hombre turco que nació en los locos años 20 y a los 95 abriles la edad que aparenta es una verdadera locura, unos cincuenta y pocos. Y admite que sigue siendo el mismo que “cuando tenía 25 o 30 años”. ¿Farol? Pues a juzgar por esta fotografía no lo parece.BBnerqr

 

Pero, ¿cómo ha conseguido que las manecillas del reloj le favorezcan tantísimo? ¿Un pacto con el diablo? Pues según su testimonio, gracias a una mezcla de práctica de yoga y una dieta basada en superalimentos. Tomen buena nota si quieren que alguna vez, paseando con su hijo le pregunten: “¿Es este tu hermano?”, y ellos mueran de rabia.

Cuando Matusalén parece un chaval

Cada mañana antes de salir a nadar, Gürbüz realiza el “saludo al sol”, la postura con la que dan comienzo las prácticas de yoga a modo de calentamiento y que consiste en estirar la columna hacia adelante y hacia atrás siguiendo una concatenación de posiciones. De hecho, realiza ‘asanas’ (posturas) muy complejas, que ha llegado a mantener hasta 48 horas. La respiración también es parte de la magia, contener el flujo de aire en el estómago durante 4 o 5 minutos aporta energía y amplifica nuestra capacidad pulmonar.

Ya que somos lo que comemos, este yogui casi centenario hace años que es vegetariano y la base de su alimentación son las aceitunas, las judías pintas, el té de hierbas, la sopa y la miel que hace él mismo, y llega a consumir casi media jarra al día. “Es mucho menos perjudicial que la carne –dice–, que envenena nuestro cuerpo y nos va matando”. No obstante, la dieta no es el pilar de su juventud perenne, sino su gran capacidad de control mental y la sabiduría para vivir la vida intensamente.

Sostiene que la mayoría de nosotros vivimos en “prisiones al aire libre” y que cada día acudimos a oficinas e invertimos la mayor parte de nuestro tiempo frente al ordenador, mientras que él esquía, nada, toma el sol… Sí, mirado friamente es un argumento que da bastante rabia, pero, en realidad, ¿hacemos todo cuanto podríamos por tener una vida mucho más relajada y natural? ¿O atrapados en un círculo vicioso de horarios, velocidad y asfalto no somos capaces de ver los pequeños oasis que se esconden en nuestra cotidianidad? Tal vez necesitemos que la vida nos dé razones para hacerlo, como le ocurrió a Kazim Gürbüz.

Volver a nacer a los 60

Cuando tenía 41 años un terrible accidente de tráfico lo dejó paralizado; los médicos lo sentenciaron: “No volverán a andar nunca más”. De perdidos al río, debió pensar Kazim, que pidió a sus amigos que le ayudasen a recolocar cada vértebra en su sitio como quien monta un castillo de naipes. E increíblemente, o al menos eso cuenta, funcionó. El turco cree que fue su fuerza mental la que le salvó de estar postrado en una silla y su vida cambió radicalmente.

“En esa época amasaba dinero, las mujeres me adoraban y tenía tanto éxito que Dios, de alguna forma, tuvo que castigarme”, dijo. Pero más allá de la creencia en designios divinos o milagros, este turco inició una serie de experimentos utilizándose a sí mismo como cobaya que lo convirtieron en un hombre nuevo nueve meses más tarde, cuando volvió a caminar. “Si el hombre utilizase su cerebro correctamente podría regenerar su sistema nervioso y muscular”, asegura. Y promete mayores proezas, ya que Kazim Gübuz pretende vivir hasta los 130 años. Y si tenemos en cuenta que ha confesado en numerosas entrevistas que tiene de 3 a 5 orgasmos al día, generaciones de mujeres podrán apodarlo como el ‘Buda Turco de la Felicidad‘.

 

BBnejHW (1)

About vocero

Check Also

foto 1 intimidad

7 ventajas del sexo por la mañana

El sexo siempre es bueno, no solo para conectarse con la pareja y disfrutar de ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close